miércoles, 23 de diciembre de 2009

Balance por equipo

video
Argentinos
: tuvo un gran torneo más que aprobado. Línea de tres, Ortigoza y Mercier que fueron grandes figuras y todos los demás al ataque. Fueron muchas más veces las que el “kamikazismo” de Borghi por buscar el gol, dieron resultado de las que no. Tuvo un pequeño paréntesis en medio del torneo donde perdió puntos clave, pero no deja de ser la mejor campaña –en cuanto a puntos también-, inclusive superior a las que lo llevó a la Sudamericana con treinta y dos puntos y las estadísticas avalándolo. En cuanto al balance general del año, tal vez es un poco peor porque su primer torneo fue realmente muy malo con Vivas como DT y terminó entre los últimos con la ida del actual entrenador de Racing y el posterior reemplazo del bichi.

Arsenal: logró 27 puntos y se hizo un rival muy duro para todo equipo que intentaba atacarlo. Los de Burruchaga se defendieron como siempre con mucha gente y tuvieron arriba a Franco Jara, una de las primeras joyitas que sacó el equipo de los Grondona. Tan solo veinte goles a favor, de los mayores infractores según estadísticas y un nivel muy irregular. Fue un espejo del torneo pasado con muchos idas y vueltas aunque tal vez un poco mejor en este Apertura. Si tomamos los números del mencionado goleador del Arse con los de Silva, nos encontramos que tiene menos goles, pero más gambetas, menos pases incorrectos, más centros y pases correctos, más faltas recibidas y más faltas generadas al rival. No está nada mal, se la aguantó muy bien prácticamente solo.

Atlético Tucumán: pasó con altibajos el primer semestre en primera. Más bajos que altos, pero cerró el torneo fuera de zona de descenso/promoción, sumó más que el otro ascendido, Chacarita, y con un torneo de treinta puntos el Clausura, estará a salvo. Tiene un técnico (cambió Rivoira X Sosa), nada lírico aunque sí muy trabajador y con la idea y propuesta de sacar puntos como sea, que es básicamente lo que el decano necesita. Tendrá la posibilidad de reforzarse con cuatro nuevos jugadores para conformar un equipo con mayor jerarquía individual y un equipo parejo en todas las líneas, algo que todavía le falta. Sufre de visitante, donde sacó solo cinco puntos.

Banfield: si hay algo que se pide cuando comienza el torneo es salir campeón. Banfield lo logró y sin grandes transferencias, se vieron muchas nuevas caras y jugadores como Santiago Silva que pasó a ser otro, Erviti que tomó mucha más confianza y James Rodríguez con más rodaje. Un dibujo táctico pensado por Falcioni en el que se proponía la idea de defender con dos línea de cuatro y depender mucho de los dos de arriba más alguno que se acople. Santiago Silva tuvo un torneo impecable como goleador y eso le facilitó la tarea a los dirigidos por Julio César, que dicho sea de paso, el torneo pasado habían recibido amenazas de barras y cuestionamientos de parte de la gente. Todo cambió para bien.

Boca: un año negro. No hubo títulos, en el primer semestre decepcionó con la Libertadores quedándose afuera con Defensor Sporting y le perdió el ritmo a Vélez y a Huracán. Ya se empezaba a hablar de algunas peleas e internas. Carlos Ischia fue la primera cabeza en rodar y para este Apertura y Sudamericana se pensó en un técnico con mucha influencia en los dos líderes del plantel. La competición internacional duró poco (dos partidos) por culpa de Vélez. Luego, cuando se quiso abocar al torneo local, no pudo, se lesionó Riquelme, Palermo pasó buenas por la selección pero casi nada grato por el club de la Ribera y se terminó el año con el equipo undécimo, con menos de treinta puntos, fuera de la Libertadores 2010 y un técnico en la cuerda floja que intenta recomponerse con refuerzos de altas cotizaciones.

Colón: el sabalero tuvo un muy buen año. Entre los primeros puestos aunque no peleando, finalizó antes de junio. Después de ese mes, lo tuvo contra las cuerdas a Newell´s, pero perdió con escándalo y se despidió anímicamente del campeonato. De todas maneras, el Turco Mohamed armó un gran grupo donde todos juegan, un gran equipo que sabe lo que busca, cómo ejecutarlo y arriba a dos que no te perdonan como Nieto y Fuertes. Si bien el bichi no anduvo tan bien en la segunda parte del año, el ex Huracán fue definitivo. Línea de tres, un doble cinco mixto, dos carrileros clásicos y dos centrodelanteros, la fórmula para estar en la próxima competición internacional.

Chacarita: pagó derecho de piso, en especial en las primeras fechas en las que hilvanó cinco derrotas al hilo. Se despidió de su técnico del ascenso, Zielinski, y lo reemplazó por un hombre de la casa, Fernando Gamboa quien ganó tanto como perdió aunque logró mejorías en el equipo (claro que peor que lo anterior no podría haber sido) y cerró el año con un muy buen triunfo ante un rival directo: Racing.

Estudiantes: si uno hace un balance general del año, claramente es muy bueno. Salió campeón de la Libertadores, casi le gana al Barcelona en el Mundial de Clubes, aunque si uno hila más fino, tal vez suene a decepción al no salir campeón con semejante plantel y en un torneo –en especial en el segundo trimestre- donde sale campeón el menos peor. Regaló un semestre con Astrada porque arrancó mal y se fue, Sabella sólo enderezó el barco internacional hasta llegar a buen puerto, después cedió. A priori no es malo ni mucho menos pero dada la situación, se le exige un poco más y tal vez ahí falle.

Gimnasia: un semestre que representa lo que fue todo el año. Por arte de magia, de Dios, de Niell o quien fuere, se salvó ante un Atlético Rafaela que estuvo en Primera por cinco minutos, ese final feliz no puede tapar lo que había sido un torneo muy irregular. Para este semestre, la situación empeoró, se fue Madelón, perdió doce veces, recibió 29 goles en contra, sumó tan solo trece puntos, lo reemplazó Pablo Fernandez que hiló tres derrotas al hilo y terminó al borde del abismo. Deberá hacer una campaña muy buena para no tener problemas con el promedio, pero el presente es de terror.

Godoy Cruz: el tomba se salvó de todo en el Clausura. Fue reconocido por el buen fútbol que propuso Cocca y la realización de los jugadores a la perfección. Para el Apertura se despidió –a la fuerza- de varios jugadores importantes y al mismo Cocca le costó que su idea de juego triunfe y le dé resultados. No lo quedó otra que abandonar el barco en mitad de camino y dejarle el timón a Trossero que tampoco encontró resultados, siquiera logró sumar de a tres.

Huracán: el análisis del año lo salva lo hecho en el primer semestre de la mano de Cappa y Pastore con un subcampeonato que no fue más por unos minutos. La segunda parte del año volvió a ser Huracán de los últimos tiempos, aunque tal vez peor. Siguió Cappa aunque con un plantel empobrecido, con refuerzos fuera de forma y resultados penosos. Se fue Angel, se dedicó a escribir en su blog y lo reemplazó Martínez –interino- y en las últimas fechas Héctor Rivoira que deberá realizar un trabajo muy intenso y mejorar aunque con cierto margen porque el promedio todavía da respiro, pero no aceptaría un torneo igual a este Apertura.

Independiente: algunos lo trataron de loco a Gallego cuando a fines del Clausura pegó varios volantazos y realizó una intensa limpieza de jugadores, pero el tiempo le dio –una vez más- la razón. Uno de los últimos puestos en el anterior torneo y cuarto en el Apertura. Reducción del equipo, varios jugadores nuevos y expulsión de las malas vibras fueron las claves de la resurrección, después durante el torneo le fue mejor cuando fue de punto a los partidos con mucha velocidad para contraatacar, aunque lejos de ser defensivo fue el equipo que más goles hizo y uno de los que más situaciones de riesgo generó.

Lanús: al granate le pasó algo similar que a Estudiantes, aunque con peor resultado. Antes de junio se ilusionó con la copa, dejó a un lado el torneo local y cuando se quiso acordar era tarde y logró ser segundo. Le pasó algo similar con la Sudamericana aunque también tuvo tiempo de reaccionar y de demostrar que tiene un plantel riquísimo que podría jugar mucho mejor de cómo lo hace. La facilidad de Zubeldía para poner a un juvenil y que rinda muestra gran sabiduría en el tema, tal vez la que le falta para ser un poco más pillo cuando debe jugar partidos importantes.

Newell´s: arrancó el año bien con tres triunfos, los dirgidos por Sensini se cayeron y les costó remontar el semestre. Para el nuevo campeonato mejoraron algunas líneas y se hicieron un equipo muy complejo de meterle gol. Peratta, Schiavi e Insaurralde como estandartes más Boghossian y Formica que representa las inferiores. Peleó mano a mano el campeonato y no lo ganó porque en la última fecha cayó ante San Lorenzo pero estuvo muy cerca de cumplir con un nuevo título, más allá que el título no era su primera ambición.

Racing: el primer torneo arrancó mal con la ida de Llop y la aparente repetición de la promoción. Caruso Lombardi tomó las riendas de la academia y lo llevó a un quinto puesto que lo salvó de todo. Para este torneo con un DT más agrandado y la gente más ilusionada tuvo un nuevo comienzo penoso que llevó a la renuncia de Caruso, al interinato –bastante extenso- de Juan Barbas, al sí pero no de Matthaus y a Claudio Vivas. Con el ex DT de Argentinos, mostró cierta mejoría aunque le faltó plantel para convertirlo en un equipo más regular. Entre otros logros se encuentra el haberle sacado el invicto a Banfield campeón desnudando su falta de creación.

River: dejó el último puesto anterior para estar mitad de tabla para arriba pero con la sensación de generar mucho más. Poco le sirvió el boom Fabbiani y mucho menos el jugador en sí mismo. El Apertura comenzó igual de trágico aunque lo terminó mejor pero con menos puntos y más partidos perdidos. Se fue Gorosito que duró un torneo y medio y Aguilar buscó a uno de los últimos DTs campeones riverplatenses, Leonardo Astrada. Le dio iniciativa a muchos jóvenes y creció Buonanotte en un equipo con pocas luces. Ganó las últimas fechas y tiene nuevo presidente (Passarella) mientras espera el nuevo año con nuevas expectativas y esperando caras nuevas.

Rosario Central: en ambos torneos obtuvo la décima posición. En el Apertura con cuatro puntos más y superando los tan ansiados treinta puntos mientras que en el anterior con varios DTs, malos resultados y quedándose en primera tras ganar la promoción. Goza de uno de los planteles superiores con mayor cantidad de jugadores de las divisiones inferiores y más futuro. El año que viene lo empieza más arriba que todos los que pelean el descenso aunque sin demasiadas facultades para relajarse.

San Lorenzo: el equipo es dirigido por Simeone desde Mayo último. Se quedó eliminado de la Copa Libertadores y sufrió muchísimas agresiones de parte de los hinchas, varios jugadores se tuvieron que ir y con el Cholo fueron en busca de un perfil más bajo aunque no menos efectivo. Se quedó sorprendentemente afuera de la Copa en manos de la revelación River de Montevideo y todo se le vino en barranca abajo. No completó un buen Apertura y regresaron las críticas, insultos que derivaron en la renuncia de Marcelo Tinelli como inversor, y con él, sus refuerzos. No cumplió su objetivo de entrar a la Libertadores 2010.

Tigre: el matador tuvo el peor año en su corta historia en primera división. 23 puntos y una intrascendencia sorprendente para el Clausura aunque logró jugar la Sudamericana gracias a lo realizado seis meses antes. En este Apertura terminó último cómodo con menos de diez puntos, quince derrotas y sólo dos triunfos. Diego Cagna dejó de ser su entrenador, y a pesar de haberse ido con una merecida ovación en el último partido, lo del Matador fue muy malo. Lo reemplazará como DT, Ricardo Caruso Lombardi.

Vélez: salió campeón del Clausura 09 y se clasificó directamente para la Libertadores del año siguiente. Para el último Apertura mantuvo la base y su intención fue la de ganar la Sudamericana aunque sus aspiraciones se vieron en un mal camino al enfrentarse con Liga de Quito, que meses después levantaría el trofeo internacional. Sin demasiado esfuerzo terminó el campeonato quinto con una caída en mitad del torneo tras un buen arranque que lo presentaba como candidato. Le sobra plantel para ganar la Copa Libertadores, aunque habrá que ver qué ocurre con las trasferencia de verano.
Estadísticas Data Visual

RELACIONADO: Cinco fechas de respuestas - Balance por equipo (Clausura 09)

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails