jueves, 20 de enero de 2011

Argentina 2-1 Perú

El equipo de Perazzo nuevamente repitió resultado y por momentos mostró la misma cara pálida, aburrida del partido ante Uruguay. Esta vez el triunfo fue ante Perú, los locales y volvió a sufrir para ganar sobre la hora. La única diferencia, fue que Argentina tuvo desde arranque más jugadores de ataque (Iturbe y Araujo titulares).

A los dos minutos, Funes Mori aprovechó una mala salida del arquero peruano y cabeceó al gol. Pezzella, quien esperaba detrás suyo lo agarraba para evitar que tome la pelota. Era foul.  La cancha se empezó a inclinar y liderados por Donayre aunque sin demasiada claridad, Perú asustó en varias oportunidades. El capitán Galeano y el arquero Andrada evitaron los goles en varias ocasiones.

Al inicio del complemento continuaba el asedio y cuando Perazzo intentaba una reacción (un jugador de marca más en un mediocampo ofensivo), llegó el gol del empate por medio de Callens. Para colmo, unos minutos después, Nicolás Tagliafico se fue expulsado infantilmente. El ingreso de Ferreyra por Iturbe sirivó para descomprimir y con los rivales cansados, Argentina apretó un poco más en el final y consiguió el gol del triunfo. Fue justamente el ex Banfield quien le cedió la pelota adentro del área a Zuculini -había ingresado- y el 5 de Racing definió incómodo pero lo suficiente para superar al arquero peruano. 

Una sensación doble irradia en el equipo argentino. Por un lado el optimismo de dos triunfos consecutivos en situaciones adversas y por el otro la falta de juego creativo, el individualismo y la identidad de juego. Aún es primera ronda y quedan dos partidos. La hora de la verdad está por llegar y queda tiempo para mejorar. Así, hay poco futuro.
Related Posts with Thumbnails