viernes, 27 de agosto de 2010

Estudiantes y Argentinos pierden a medias

En este segundo semestre del año los partidos internacionales para los equipos argentinos comenzaron a asomar. Estudiantes de La Plata disputó su primer encuentro en cuanto a la Recopa e Independiente frente a Argentinos Juniors hicieron lo propio en su debut en el torneo Sudamericano.

El último cotejo fuera del país jugado por un club local fue el mismo plantel de Alejandro Sabella, por Copa Libertadores. El 20 de mayo de este año disputó los cuartos de final de este certamen frente a Internacional (Brasil) en el Estadio Centenario, Quilmes. Si bien, queda eliminado ante lo que sería el futuro campeón, fue la mayor instancia a la que llegó la institución de las seis clasificadas.

El pasado miércoles, Estudiantes fue derrotado por 2 a 1 ante la Liga de Quito en la final de ida por la Recopa, que reúne a los últimos campeones de la Sudamericana y Libertadores de América. El pincha primero sufrió, después mejoró y ahora se definirá en Quilmes el 8 de septiembre. La altura, que suele ser un estigma para los grupos argentinos no fue la excepción. Como le costó la adaptación, pagó caro de entrada y, aunque hubo señales de querer mejorar se trajo un 2-1 en contra de su visita a Ecuador.

Consciente de las numerosas bajas, Sabella apostó a un esquema con cinco defensores, cuatro volantes y un punta definido. La idea era clara: controlar la pelota la mayor cantidad de tiempo posible, encontrar la forma de merodear el área rival e intentar dar la sorpresa. Y no le salió para nada mal. Rescató un resultado que seguramente en Buenos Aires intentarán darlo vuelta como leones.

Y en la vereda de enfrente encontramos a dos conjuntos nacionales. Independiente le ganó a Argentinos 1 a 0 en Avellaneda y se ilusiona por continuar en la Copa Sudamericana. Fue el primer match y el desquite será el 9 de septiembre en La Paternal.

El plantel de Daniel Garnero, de flojo arranque en el Torneo Apertura 2010, alejó los fantasmas con un manotazo cargado de fútbol. Dominó al campeón argentino en el primer tiempo y le espetó en el rostro su rótulo de Rey de Copas. El gol lo marcó Leonel Galeano de cabeza y luego pudo haber ampliado, aunque tras perder varias oportunidades claras, sufrió en el final.

El dominio territorial del dueño de casa se hizo presente desde el comienzo. La presencia de Lucas Mareque como mediocampista por la izquierda le dio una vertiginosidad diferente al débil equipo de las primeras tres fechas.

Así es como Independiente ganó su primer partido en el semestre e intentará ahogar sus penas locales con la Copa Sudamericana. Los dirigidos por Troglio, por su parte, deberá seguir mejorando mucho para dar vuelta la historia en su casa.
Related Posts with Thumbnails