jueves, 22 de julio de 2010

Pautas para entender el escándalo Riquelme

Cuando Román temía perder popularidad por Larissa, volvió a ser el Riquelme más conocido...

1- Su personalidad y sus pretensiones: no es una persona fácil de tratar. Tuvo problemas en el Villarreal, se fue mal del Barcelona y se peleó con varios entrenadores incluso, en Argentina. Con estos dirigentes tampoco está teniendo la mejor relación, ya que él fue el caballito de batalla de Pompilio y con Ameal, se intentó realizar algunas maniobras para lograr cierta armonía en el plantel en cuanto a sueldos y amistades. No se conforma con cualquier cosa, más bien pide cifras muy altas y por cuatro años y su nivel y físico no responden a la cantidad de ceros.

2- Su presente futbolístico: en el último semestre jugó la mitad de los partidos y lejos de ser bandera en el mal momento, decidió no jugar los últimos partidos cuando Boca debía viajar. Poco comprometido, lesionado permanentemente y realizando todo como quiere, -incluyendo entrenamientos y pretemporada-, lo convierte en un jugador poco interesante.

3- Su relación con Martín Palermo: conocido es el enfrentamiento entre "los del loco" y "los de Román". A ambos se les venció el contrato en junio y tuvieron problemas para negociar. Mientras el 9 jugaba el Mundial, ya se empezaba a hablar del problema del 10 y hace unos días, Martín le ganó de mano y firmó por un año más. Algunos decíann que la elección era entre uno u otro porque la relación era insostenible y con uno ya firmado, puede ser que le pongan todas las trabas posibles al otro.

4- Su relación con la dirigencia: decíamos que después de la muerte de Pompilio, no quedó bien parado. Pedro fue quien decidió pagarle esa fortuna de igualar el sueldo europeo, más allá que jugó un año "gratis". A la hora de volver a renegociar los números, con gente que no lo apoya porque ve sus performances

5- La actualidad de Boca: el mal momento xeneise no es sólo futbolístico. Además de no ganar nada hace mucho tiempo y ver cómo pasan los técnicos, los números en la Ribera no están bien acomodados. Las cuentas que supo controlar el empresario Mauricio Macri, actualmente procesado, se dispararon con su salida y el sueldo de Román no ayuda a preservar los números. Su salida por lo tanto, podría ser una buena solución (entre muchas posibles) a los números en rojo. Además el ala macrista y el no macrista toman esto como una muestra de poder, es decir, que si no renueva, sería un triunfo de los aliados macristas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

AGUANTE ROMAN!

Menú del día. dijo...

Pedro, de que performances hablás... los dirigentes que no lo quieren es sólo por un tema de poder de Macri.
Alcanza con ir a la Bombonera y verlo jugar. UN MAESTRO

Related Posts with Thumbnails