domingo, 15 de noviembre de 2009

Amistoso, poco feliz

Negativo por donde se lo mire, es el presente de la selección Argentina y su futuro cercano. El partido ante España mostró –una vez más- las nefastas actuaciones del combinado nacional y del director técnico.

Si alguien está a favor o en contra de Maradona ya no es importante, la esencia pasa porque solo un ciego no se daría cuenta que no puede dirigir una selección. Yo lo creí capaz, creí que se iba a dejar ayudar, que iba a modificar su perfil y su postura confrontantiva, pero no fue ni es ni será así. No le bastaron seis goles, perder una doble jornada, ganarle a un rival de cuarta sobre la hora y clasificar por la ventana; menos le va a mover un pelo haber perdido con la mejor selección del mundo. Por otro lado, la rimbombante frase en tierra charrúa tuvo repercusión y además de una multa económica, no podrá dirigir hasta Enero.

España fue la mejor muestra de un Tiki-tiki sin escollos; lo suyo no pasa por el técnico, sino por la recopilación de muy buenos jugadores que entienden el fútbol como un mecano y cada una de esas piezas se conecta con un toque. Un gol de rebote y otro de penal de Xabi Alonso bastaron en el marcador, aunque lo mejor se vio en cuanto a lo futbolístico y un gran déficit en la red, tal vez entendible con la ausencia del Niño Torres.

Argentina fue una banda, que no sabía para donde tocar. Pegó, dejó jugar muchísimo, no generó nada y las pocas que tuvo las desperdició. Los mediocampistas por las puntas y supuestos enlaces entre volantes y delanteros fueron los grandes ausentes de la fresca noche madrileña. Tanto Maxi Rodríguez como di María no facilitaron en nada, salvo la infracción al ex Newell´s dentro del área, cambiada por gol. Lionel Messi, el mejor del mundo según el mundo, no dio pie con bola y así como entró se fue, apenas marcando el gol del empate parcial de penal. Higuaín fue de lo mejorcito, aunque demasiado solo; es una fija para este equipo aunque necesita del Messi bueno y un mediapunta que por enésima vez nos dimos cuenta que no es Carlos Tevez, quien está más cerca del retiro que su esplendor según propias palabras.

El lateral derecho no fue bien cubierto por Coloccini, es más, fue de lo peor el blondo que vio pasar a todo aquel gallego que quisiera pisar área criolla. Los centrales estuvieron firmes aunque pegaron un poco de más. Sería de una bajeza sorprendente decir que Demichelis jugó mal por hacer un penal infantil. Es verdad, la mano fue un grosero error que no puede pasar, pero entre tanta pálida, eso es una nimiedad.

Poco más para analizar, el debut de Perotti fue tan corto que no se entiende para qué lo puso y España mostró movimientos del banco aunque con una misma idea, cualesquiera sea el jugador en cancha.

Para cerrar, es difícil no criticar este nivel de juego. Personalmente fue la gota que rebalsó el vaso y el darme cuenta que así no vamos a ningún lugar y que además de tener alguien que le dé una mano a Maradona, es necesario que algunos jugadores se pongan los pantalones y tener una base de jugadores y darle para adelante con eso.

1 comentario:

Mauricio dijo...

Hola amigo, está muy interesante tú página deportiva y bien informada.Saludos y visitame.

Related Posts with Thumbnails