viernes, 4 de febrero de 2011

Copa del Rey: La final más esperada

Ya conocemos a los dos finalistas de la Copa del Rey española. Como era de esperar, Real Madrid y Barcelona se jugarán el título el 20 de abril, siendo Mestalla el escenario que más opciones tiene de albergar a los dos gigantes que se reparten las apuestas en el fútbol español. El Barcelona no tuvo problemas para deshacerse del Almería, equipo al que ya le metió 8 goles en liga, los mismos que le ha metido en esta eliminatoria. Al Real Madrid le tocó sufrir un poco más frente al Sevilla en una eliminatoria llena de polémica.

Lo del Barcelona es para quitarse el sombrero y algo más. El conjunto de Pep Guardiola afronta sus partidos como meros trámites, me atrevería a decir que como simples entrenamientos. El Almería no fue rival en ningún momento y si en el partido de ida los azulgranas les endosaron 5 goles jugando con un 11 bastante titular, en la vuelta fueron 3 los tantos marcados, pero en este caso con los menos habituales sobre el terreno de juego. Los goles de Adriano, Thiago Alcántara (una de las perlas de la cantera) y Afellay, demuestran que el Barcelona no solo vive de 11 jugadores, sino que tiene mucha carne fresca para seguir manteniendo el nivel durante mucho tiempo.

No estaba tan decidida la eliminatoria entre Real Madrid y Sevilla. Los andaluces visitaban el Santiago Bernabéu en un momento difícil para los blancos. La derrota en la última jornada liguera había dejado muy tocados a los de Mourinho, algo que quisieron aprovechar, sin acierto, los sevillistas. Si en el partido de ida un gol fantasma desataba la polémica, en el de vuelta un gol anulado por dudoso fuera de juego de Negredo en la primera parte dejaba al banquillo de Manzano bastante cabreado.

En la segunda mitad el Real Madrid le puso más ganas y aunque Cristiano Ronaldo y Benzema no tuvieron su noche, Ozil si apareció para marcar el gol que dejaba casi sentenciada la eliminatoria. Además, el Sevilla se quedó con un hombre menos por una dura entrada de Sergio Sánchez a Adebayor, última incorporación del conjunto blanco que debutó como goleador en los últimos minutos del partido. El togolés podría ser la pieza que, debido a la lesión de Higuaín, le faltaba al equipo de Mourinho.

La vida sigue igual en el fútbol español, siendo Barcelona y Real Madrid los que por el momento se reparten los títulos, llevándose en los últimos años la mayoría de ellos el conjunto azulgrana.
Related Posts with Thumbnails