miércoles, 1 de diciembre de 2010

La MLS, un "producto" en crecimiento


[Por Facundo Trotta, autor del Blog de MLS]
Un nuevo campeón, fichajes rutilantes y la aparición de mucho talento joven es el saldo de una nueva temporada de la Major League Soccer, que acaba de terminar su temporada numero 15.

Dale Campeón...

Colorado Rapids, el inédito y sorpresivo campeón, se cargó en la final al FC Dallas y ganó el primer titulo de liga en su historia. Un equipo que fue de menor a mayor a lo largo de la temporada regular, y que entró a los playoff en el octavo y ultimo puesto de clasificación. Una vez allí, superó a Columbus Crew por penales y a San Jose Earthquakes por la minima. Su rival, el FC Dallas, hizo un camino opuesto: gran temporada regular y un fútbol por momentos de alto vuelo con el que terminó tercero; en playoff, eliminó a los dos grandes candidatos a quedarse con el titulo: Real Salt Lake (anterior campeón) y Los Angeles Galaxy (ganador de la temporada regular). La final, todo un choque de estilos, tuvo al equipo de Denver como ganador, con goles de Casey y Kandji, por 2 a 1.

Otra vez, un equipo que entra a la liguilla por la ventana se queda con el titulo. Se mantiene también la tendencia del campeón debutante: Columbus Crew en 2008, Salt Lake en 2009, y este año fue el turno de los voluntariosos muchachos de Colorado, que cuentan entre sus filas con Pablo Mastroeni, capitán y líder espiritual del equipo, y Claudio Piojo Lopez, de escasa participación.

Thierry Henry participó comercialmente. Aquí, promocionando un recital de Kiss
El "Experimento Beckham", segunda parte

Mucho se ha hablado de lo que significó para la MLS la contratación del ingles David Beckham. Grant Wahl, periodista de Sports Illustrated, lo explicó al detalle en su libro "The Beckham Experiment". El éxito de esa movida llevó a los popes de la liga en general y a los dueños del New York Red Bulls en particular a reeditar la idea con el fichaje del francés Thierry Henry y, en menor medida, del mexicano Rafa Marquez. Ambos jugadores colaboraron en la veta del marketing, aunque su aporte futbolístico no estuvo a la altura de semejantes trayectorias. La eliminación del Red Bulls en la liguilla, a manos de un cuadro menor como el Earthquakes, demuestra una vez más que no solo con contrataciones rutilantes se hace un gran equipo. Como muestra un dato: ninguno los dos finalistas tiene entre sus filas a un Jugador Franquicia.

Otros jugadores de renombre que llegaron en esta temporada, con mayor o menor suceso, fueron Blaise Nkufo (Seattle), Geovanni (San Jose) y Mista (Toronto). Dentro de los que ya estaban en la liga, podemos destacar al siempre rendidor Landon Donovan (líder en asistencias, con 16);  al MVP David Ferreira, colombiano del Dallas; a Steve Zakuani, el joven y veloz extremo de Seattle y al francés Sebastien Le Toux, clave en la primera temporada del Philadelphia Union.


Los pibes: el draft, las primeras academias.

Si por algo se recordará a esta temporada es por la gran camada de talento joven que empezó a desplegar su fútbol en las canchas de la MLS. El SuperDraft (mecanismo de elección de jugadores colegiales y universitarios) de este año fue particularmente fructífero. Danny Mwanga, Tim Ream, Amobi Okugo, Tony Tchani y Michael Stephens, entre otros, llegaron por esta vía y rápidamente se hicieron con un lugar importante en sus respectivos equipos.

Otra noticia saludable es la aparición de los primeros productos de las divisiones inferiores (las academias) de algunos clubes. El caso más emblemático es el de Andy Najar, volante creativo del DC United, o Juan Agudelo, el delantero colombiano (ya nacionalizado estadounidense) de 17 años que salió del Red Bulls.

Se espera que esta tendencia se acentúe con el regreso de la Liga de Reserva para la próxima temporada, en la que los jugadores jóvenes tendrán la posibilidad de contar con más minutos y chances de foguearse.

Lo que viene, lo que viene

La primera y principal novedad de la temporada siguiente es que será más larga, con los ingresos de Vancouver Whitecaps (segundo equipo canadiense) y Portland Timbers, la temporada regular será de 34 partidos. Eso y un playoff de 10 equipos en lugar de 8, extenderá el tiempo de competición.

Portland y Vancouver, junto con Seattle, protagonizarán una de las rivalidades más emocionantes que jamás se hayan visto en la Major League Soccer: una enemistad que viene de largo, de la NASL en la década de los 70, y que se mantuvo en las distintas divisiones menores. El entusiasmo que provoca y la *pica* que se manifiesta a través en las redes sociales, nos marcan claramente lo importante que serán estos tres equipos de cara al futuro.

La temporada 16 plantea el desafío de mantener el crecimiento que la liga viene experimentando en los últimos años. Tanto en calidad futbolística como en afluencia de publico a los estadios. Será la temporada en la que veremos si la billetera del Red Bulls, convertido en el nuevo galáctico de la liga, puede regalarle al publico neoyorquino su primer titulo o si, por el contrario, veremos a David Beckham gritando campeón por primera vez desde su llegada a Estados Unidos.  ¿Seattle conquistando su primer titulo liguero? ¿DC United recuperando la gloria perdida? Estas incógnitas son, quizás, lo más lindo que tiene la MLS: todo puede pasar.
Related Posts with Thumbnails