sábado, 27 de noviembre de 2010

El retiro del fútbol

El retiro de Zinedine Zidane, de los más recordados
"Lo único que sabía hacer era patear una pelota" es una frase que resume genéricamente lo que le suele ocurrir a la mayoría de los ex jugadores. El día después es -dicho por propios y ajenos- el partido más complicado para disputar. Es el encontrar un lugar que probablemente el ex futbolista nunca haya ocupado, ya que en la mayoría su dedicación al fútbol es desde menores de edad.

Marcelo Roffé, distinguido psicólogo deportivo, trabaja para la AFA y ha escrito mucho sobre la psicología del deportes. En su página web se pueden conocer innumerables temas de lo más interesante en materia de fútbol y la disciplina griega. En un artículo antiguo dice: "Hay dos maneras de retirarse: 

a. que el jugador se retire por propia elección  y que supone un "anticiparse", un pensar cómo ocupará su vida de allí en más.

b. que el fútbol lo retire al jugador , porque ya no rinde como antes."

La opción más dolorosa y complicada es la segunda, de todos modos, los casos de abandono y problemas pueden aparecer en ambos casos. "De pronto el ego se queda sin alimento y no hay con qué llenarlo" dijo una vez el ex tenista Batata Clerc. ¿Qué mejor manera de entender un tema tan complejo como con los testimonios de quienes lo padecieron?

1- "Tuve una tristeza y una amargura imborrables, pero no pensé en tomar otra decisión ni me lo tomé tan a la tremenda. Luego jugué dos años más, hasta los 44 años, en el club Millonarios de Colombia."  dijo Amadeo Carrizo, referente de River, pero que después de su retiro no pudo dejar del todo. 

2- "Lo peor del fútbol es tener que dejarlo. Esto lo sabe cualquier jugador profesional. No lo piensa ni le preocupa mientras juega. Es más, ve el ocaso como algo lejano que le puede suceder a los demás y de repente, se encuentra con una JUBILACIÓN que no quería" reflexiona Roberto Perfumo, quien sigue ligado al fútbol por medio de la televisión y hasta escribiendo un libro.

3- "Mi salida del equipo no fue justa por lo que había hecho después de mi lesión. Falcioni me dio sus razones y no las comparto. Pero después de 13 años en el club no tengo ganas de probar suerte en otro lado." opinó entre enojado y lamentándose Carlos Compagnucci, quien inmediatamente comenzó a trabajar en Inferiores.

4- "Yo recuerdo una palabras de Yúdica en El Gráfico que me marcaron mucho: "el día que dejé el fútbol empecé a morir un poco", dijo. Me llegó mucho, me sentí identificado. Por ahí, cuando sos jugador renegás y repetís que querés salir de este mundo, pero después te cuesta muchísimo. Para mi esa experiencia fue terrible, durísima." dice Miguel Ángel Brindisi.

5- "Nunca pensé en matarme, eh. Vivía en un piso 12 y pensaba en mis hijos porque si me tiraba me hacía pelota. Y los domingos, sobre todo, eran durísimos. Aparecía la musiquita de "Fútbol de Primera" y me parecía retriste." se confesó Héctor Enrique.
Related Posts with Thumbnails