sábado, 10 de julio de 2010

Día 24

Por mucho que duela y cuesta retomar a la realidad, apenas queda un partido del Mundial 2010. Después de 62 partidos, Uruguay y Alemania jugaron uno de los mejor encuentros de la competición por el tercer puesto.

Este tipo de partidos es caracterizado por contar con un altísimo promedio de gol (desde 1978 hay cuatro o más goles) y ser de ida y vuelta con los equipos sin presión. Por otro lado, puede ser aburrido si juegan con suplentes y a poco les importa. Por suerte, fue de la primera manera y en Port Elizabeth hubo un duelo a todo trapo.

Con Aogo, Cacau, Butt y Jensen en lugar de los lesionados Lahm, Podolski, Neuer y Klose, Alemania empezó mejor que Uruguay, que contó con el regreso de Cavani en lugar de Álvaro Pereira. A los cuatro minutos, el debutante en Mundiales, Aogo le puso un planchazo en la pierna a Diego Pérez que merecía tarjeta roja. Forlán tuvo un tiro libre desviado, pero después, Uruguay se salvaba con un buen cierre de Fucile y remates débiles de media distancia.

A los 19, Schweinsteinger –volvió a su mejor nivel- tomó una pelota sin marca, sacó un remate complicado para Muslera, que dio un rebote largo para la aparición en posición permitida, de Thomas Muller para el uno a cero. Alemania estaba mejor parado y parecía que no iba a tener problemas, pero el Ruso Pérez le robó una pelota perfecta a Schweinsteinger yendo al piso y se la dio a Luis Suárez. El del Ajax encaró, Forlán se llevó las marcas con su diagonal hacia la derecha y por la izquierda apareció Cavani, sin marca. Edinson definió de puntín ante la salida del arquero y la estirada de Mertesacker. Entró justito, pero valió para el empate parcial.

Así terminó el primer tiempo y empezó el segundo con una copiosa lluvia y un equipo charrúa que encontraba ventaja temprano. Arévalo Ríos, de muy buen partido, desbordó por la derecha y le tiró el centro a Forlán, para que Cachabacha defina de volea y pique al suelo a contrapierna del arquero. Lindo gol para poner en ventaja ante los teutones.

Uruguay continuaba atacando y tenía las mejores chances, Luis Suárez, abucheado por los africanos después de la mano frente a Ghana tuvo su chance y Forlán lo emuló. Pero, llegó un centro pasado, Muslera salió mal y Jansen ganó arriba para empatar nuevamente las acciones. El gran arquero de la Lazio que había tenido un gran Mundial, fallaba en dos de los tres goles que iba a recibir después.

El partido se hizo de ida y vuelta, ingresaron Kiessling, Kroos y Gargano para hacer una lucha en el mediocampo que tuvo varias situaciones de gol. Muller intentaba adueñarse del equipo al igual que el 10 uruguayo, y los espacios en el fondo generaban situaciones de gol permanentemente.

A los 38, llegó un tiro de esquina bien ejecutado por Ozil, esta vez Muslera no salió, la pelota quedó bollando en una jugada muy confusa y Khedira puso la cabeza y el destino final. Merecido premio para quien podría ser jugador del Real Madrid en la próxima temporada.

En la última del partido, Forlán estrelló su remate de tiro libre en el travesaño perdiendo la chance de un alargue y de ser el único goleador. Merecido tercer puesto alemán, gran Mundial de los uruguayos.

EL DATO: Los primeros tres equipos (España, Holanda y Alemania) son europeos, los tres siguientes son sudamericanos (Uruguay, Argentina, Brasil). Muller se convirtió en el segundo goleador más joven en los Mundiales. A pesar de jugar siete partidos (dos más que Argentina), Uruguay sumó menos puntos que Argentina (12 contra 11). Un gol necesitaba Miroslav Klose para igualar el récord de máximo anotador en Mundiales, que lleva Ronaldo, pero no ingresó ni un minuto, por lesión.

LA PERLITA: A diferencia de algunos entrenadores que lo preparan ellos mismos, el video motivador de España, lo hizo Álvaro Arbeloa, miralo.

Related Posts with Thumbnails