viernes, 11 de marzo de 2011

Liga de todos vs. show de pocos


No del todo políticamente correcto (mas bien, nada) existe el dicho de la Gata Flora. “Nada te viene bien, parecés la Gata Flora” es una expresión común por un dicho irreproducible, pero seguramente conocido por la mayoría.

Lo que ocurre con este tema es un poco eso. Es la Gata Flora. Es querer lo contrario de lo que se juega y opinar con fundamentos válidos para cualquiera de los dos casos pero sin priorizar o elegir entre unos y otros.

Lo que nos proponemos nosotros NO es reabrir el eterno debate del torneo largo vs. el torneo corto específicamente, sino analizar las posibilidades de los diferentes clubes para salir campeón.

España será tomado como el caso A, donde desde la fecha 1 hasta la 38 se sabe que el campeón será el Real Madrid o el Barcelona. Algunas temporadas tuvieron amenazas alejadas, pero cada vez más se confirma el duopolio de estos dos. La final de la Copa del Rey la juegan entre ellos y los clubes como Valencia, Villarreal y Espanyol apuntan a salir terceros cual gran premio. Juegan una liga aparte. Robarles un punto, es una epopeya y ganarles, una tarea de uno o dos equipos cada 38 fechas. De los últimos 26 años, se repartieron 22 títulos entre merengues y blaugranas.

Argentina será tomado como el caso B, donde ningún resultado sorprende. El primero o el segundo puede salir último al torneo siguiente (caso River, Independiente, Tigre) y nadie se exalta. El once inicial de los equipos ya no se recita de memoria y los jugadores se van rápido. Pero, más allá de esos aspectos, al comienzo del torneo todos pueden tener esperanzas. Omar Asad antes de debutar como DT en Godoy Cruz, salió en la contratapa de Olé diciendo: “Arreglé premio por si salíamos campeones” y fue acusado de vendehumo. Seis meses después, los mendocinos pelearon palmo a palmo el Clausura y terminaron terceros.

La brecha entre el caso A y B es muy grande, tanto como en materia de los derechos televisivos, fuente principal de ingresos. En el caso A, los contratos los negocia cada club por separado con la operadora obteniendo –por ejemplo- entre los dos clubes más importantes del país, una suma de 250 millones de euros, mientras que en el caso B, los dos más grandes cobran el 20% menos y con plata proveniente del Estado nacional. Asimismo, la diferencia entre los clubes grandes con los pequeños del caso A es infinitamente mayor a los trece millones de pesos entre los escalones preestablecidos del caso B. 

Lo que ocurre en todos los casos y tienen en común es la discusión entre los clubes que más reciben y los que menos. Unos porque quieren mantener la diferencia y los otros acortarlos. Y en este gataflorismo empedernido, en España se pide por una liga con posibilidad para todos (Don Balón hizo un excelente informe en la segunda semana de enero) y acá en Argentina se extraña a los Boca y a los River que ganaban todo.

Poniendo punto final a lo que es el análisis, es interesante remarcar que los torneos cortos y los largos no tienen influencia en el tema. Sobre el cierre de las primeras 19 fechas de la temporada 2010-2011 en el caso A lideran con margen de error, quienes serán campeón y subcampeón. En el caso B, en la última temporada completa (2009-2010; porque a la actual le falta la mitad) quienes más puntos sumaron fueron Banfield y Argentinos con 73, curiosamente ellos los campeones del Apertura y Clausura respectivamente.

Evitando imitar a la Gata Flora, la invitación es leer las siguientes dos notas y poder tener argumentos entre uno y otro caso. Adelante.
Nota publicada en Tres en el Medio #3
Related Posts with Thumbnails